×

¡Objetivo conseguido!
Más de 10.000 personas habéis contribuido a salvar el océano compartiendo la campaña #Adiósalplástico.

Muchas gracias por vuestro compromiso
con este reto.

¡Vamos a decirle adiós al plástico!

¿Sabías que…?

En la actualidad nuestros mares contienen más de 150 millones de toneladas de plásticos y residuos no biodegradables? ¿Y que cada año se suman entre 4,8 y 12,7 millones de toneladas más?

Esto no sólo afecta a las costas o a la fauna. Afecta también a nuestra alimentación y a la de nuestros hijos y degrada nuestro ecosistema.

La gravedad de este problema nos ha llevado a tomárnoslo muy en serio y, junto con todas las personas que formamos Gesvalt, queremos contribuir a que podamos decir "Adiós al plástico".

¿Cómo participar…?

Comparte la campaña
en LinkedIn, Twitter y/o Facebook

Añade el hashtag
#Adiósalplástico

Nombra a personas
de tu entorno para que se unan al reto

Cada vez que compartas una publicación, Gesvalt se compromete a donar 1€* a Ocean Cleanup. Si quieres conocer la tecnología que utiliza Ocean Cleanup para reducir el plástico de los océanos y salvaguardar el ecosistema marino pincha aquí.

La campaña se ha compartido 10.506 veces

Compártelo ahora:

*El límite máximo de donación será 10.000€.

Si eres una empresa y quieres aumentar el límite de la donación, ponte en contacto con nosotros:
marketing@gesvalt.es - T. 900 802 862

Cómo reducir el consumo del plástico en tu día a día

Utiliza botellas de agua reutilizables.

Evita los plásticos de un solo uso como las pajitas de las bebidas.

Llévate a la compra tu bolsa de tela en vez de utilizar las de plástico.

Compra más alimentos a granel y menos productos empaquetados.

Sustituye los tuppers de plástico por recipientes de cristal o acero.

Deposita los plásticos en el contenedor de reciclaje correcto.

Cómo reducir el consumo del plástico en tu empresa

Enumera los residuos de plástico que haya en tu empresa, e identifica las alternativas viables para poder hacer el cambio.

Trabaja con envases reutilizables.

Instala un dispensador de agua, y llévate tu propia taza.

Sustituye las botellas de agua de plástico, por botellas de cartón.

Reduce el número de impresiones. Los cartuchos de las impresoras están elaborados a base de plástico.

Anima a tus proveedores y clientes que sigan el ejemplo.